Diferencias entre Administrativo y Auxiliar Administrativo.

Diferencias entre Administrativo y Auxiliar Administrativo.

Requisitos de formación para un Administrativo y Auxiliar Administrativo

Administrativo: Para trabajar como administrativo, se requiere contar con al menos un grado de bachillerato, un técnico en administración o cualquier otra certificación equivalente. También se deben tener conocimientos informáticos avanzados, habilidades analíticas y experiencia previa en la gestión de procesos administrativos.

Auxiliar Administrativo: Para trabajar como auxiliar administrativo, se requiere contar con una formación básica en informática y conocimientos básicos en la gestión de flujos de trabajo. Si bien es cierto que no se necesita un título universitario para ser un auxiliar administrativo, muchas empresas prefieren contratar a candidatos con cierta formación en administración empresarial.

Capacidades y habilidades necesarias para ser un Administrativo y Auxiliar Administrativo

Administrativo: Para ser un administrativo, se necesitan una serie de habilidades específicas, como la capacidad de trabajar bajo presión, la habilidad para resolver problemas, la capacidad de comunicarse de manera efectiva, la aptitud para trabajar en equipo, la capacidad de planificar y organizar proyectos, y la capacidad de analizar datos y llevar a cabo tareas complejas de gestión empresarial.

Auxiliar Administrativo: Como auxiliar administrativo, es importante contar con habilidades como la atención al detalle, la capacidad para seguir instrucciones con precisión, la habilidad para trabajar de manera eficiente, la capacidad para organizar la documentación de la empresa, y la capacidad de interactuar con el público.

Funciones adicionales de un Administrativo

Además de las tareas básicas de un administrativo, también se pueden requerir habilidades adicionales en determinados puestos de trabajo. Estas tareas adicionales pueden incluir la realización de presentaciones, la redacción de informes, la supervisión de personal, y la gestión de proyectos complejos.

Funciones adicionales de un Auxiliar Administrativo

Aunque un auxiliar administrativo suele encargarse solamente de tareas básicas, es posible que se requiera que realice algunas funciones adicionales. Por ejemplo, un auxiliar administrativo puede ser el encargado de organizar eventos, elaborar informes sencillos o gestionar correos electrónicos.

Conclusión

En general, un administrativo tiene una mayor responsabilidad, formación y autonomía que un auxiliar administrativo. El administrativo realiza tareas más complejas y es responsable de tomar decisiones importantes, supervisar a otros profesionales y asegurarse de que la empresa se mantenga en buen funcionamiento. Por otro lado, el auxiliar administrativo es responsable de tareas simples, trabaja bajo la supervisión de un administrativo, y tiene una formación básica en informática. Pese a ello, ambos roles son importantes para el correcto funcionamiento de cualquier empresa. Algunas empresas pueden requerir habilidades adicionales para los administrativos y los auxiliares administrativos, por lo que es esencial tener estas habilidades si se desea tener éxito en cualquiera de estas puestos de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *